28 noviembre 2021

Por Misael Olmedo Sifuentes

Luego de la suspensión de eventos sociales ante la tercera ola de contagios de COVID-19 en Poza Rica los músicos están en espera de acuerdos con autoridades para que se les permita laborar, la crisis que enfrentan es preocupante, indicó Roberto Curti Solís, dirigente de la sección 73 del Sindicato de la Música de la CTM.

En el año pasado algunos de lo músicos fueron apoyados con despensas por parte de autoridades locales, pero solamente en una ocasión y hasta el momento no han recibido más apoyos.

Mencionó que desafortunadamente el oficio de la música no es suficiente para poder solventar los gastos personales ni mucho menos de una familia y esta profesión deben alternarla con algún otro trabajo.

En meses anteriores cuando el semáforo fue amarillo lograron reactivarse algunos contratos, pero fue mínimo y apenas estaba recuperándose este sector de eventos sociales cuando nuevamente en naranja y actualmente en rojo en el semáforo epidemiológico comenzaron las restricciones.

Señaló que algunos recurrieron a transmisiones en Facebook para mantenerse vigentes y ofrecieron música a distancia en eventos virtuales.

Ante la complicada situación que viven buscan que se permita laborar en eventos y que se pueda reactivar apegados a la nueva normalidad, pues consideran no es necesario suspender todo y se puede trabajar con aforo limitado y medidas sanitarias.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: